Home      Misterios Gozosos    Misterios Luminosos    Misterios Dolorosos    Misterios Gloriosos      Descargas
Primer Misterio Doloroso Segundo Misterio Doloroso Tercer Misterio Doloroso Cuarto Misterio Doloroso Quinto Misterio Doloroso

Quinto Misterio Doloroso

La crucifixión y muerte de Jesús

Texto:Mc 15:23-39

Le ofrecieron vino mezclado con mirra, pero él no lo tomó. Después lo crucificaron. Los soldados se repartieron sus vestiduras, sorteándolas para ver qué le tocaba a cada uno. Ya mediaba la mañana cuando lo crucificaron.

La inscripción que indicaba la causa de su condena decía: 'El rey de los judíos'. Con él crucificaron a dos ladrones, uno a su derecha y otro a su izquierda.

Los que pasaban lo insultaban, movían la cabeza y decían: '¡Eh, tú, que destruyes el Templo y en tres días lo vuelves a edificar, sálvate a ti mismo y baja de la cruz!'.

De la misma manera, los sumos sacerdotes y los escribas se burlaban y decían entre sí: '¡Ha salvado a otros y no puede salvarse a sí mismo!. Es el Mesías, el rey de Israel ¡Que baje ahora de la cruz, para que veamos y creamos!'. También lo insultaban los que habían sido crucificados con él.

Al mediodía, se oscureció toda la tierra hasta las tres de la tarde; y a esa hora, Jesús exclamó en alta voz: 'Eloi, Eloi, lamá sabactani', que significa 'Dios mío, Dios mío ¿por qué me has abandonado?'. Algunos de los que se encontraban allí, al oírlo, dijeron: 'está llamando a Elías'.

Uno corrió a mojar una esponja en vinagre y, poniéndola en la punta de una caña, le dió de beber diciendo: 'vamos a ver si Elías viene a bajarlo'. Entonces Jesús dando un gran grito, expiró. El velo del Templo se rasgó en dos, de arriba abajo.

Al verlo expirar así, el centurión que estaba frente a él, exclamó: 'Verdaderamente, este hombre era Hijo de Dios'.

Aspectos para meditar



2005 - 2017   www.nuestramadre.com.ar    -     Hosted by Hostinger